3.18.2016

Marzo


De un salto -parece-  llegamos a marzo, con la sensación de la vida sucediendo más a prisa cada vez. Los momentos, las personas, los acontecimientos se convierten en recuerdo mucho antes que podamos dejar registro personal de la vivencia.

Las tantas sonrisas. 

Parece entonces -¡y bien por ello!- que nos mantenemos ocupadas más bien en vivir, que en llevar el registro de lo vivido.

Pudiera, pues, intentar una reseña sintética y breve: cría, mucho trabajo, poesía, publicaciones, amigos, familia, colaboraciones, música, buenas noticias, satisfacciones, proyectos, momentos bajo la lluvia, sonrisas, muchas sonrisas, suspiros... Mis pasos sin detenerse.

Los placeres sencillos: pepitas de oro en el cause cotidiano. Tesoros simples, que llenan el corazón.

Así, de un salto, marzo se escurre a cada segundo en la urgencia por llegar -supongo- a lo que arbitrariamente llamamos abril. Y continuamos el andar, con la inexplicable certeza de lo bueno que viene.

Por ahora, terminamos de empacar, porque la vida no da tregua, las vacaciones están aquí, ¡y se hicieron para vivirlas!

Así las cosas.

No comments: