5.24.2006

Letrillas mías...


Es cierto, pocos lo saben...
algunos, si acaso nadie,
logran ver las cadenas
que arrastran de los tobillos.

Muchos se beben la sopa
de letras oficiales,
así nomás, sin masticar.
Y van por la vida
sin levantar la mirada al cielo,
pero verdaderamente al cielo,
a ese de arriba,
con su sol y sus noches
llenas de estrellas.

El problema, según parece,
es el zumbido monopólico,
el egoísmo institucionalizado
que concentra en unos cuantos
las mieles del saber,
de la vida.

Casi nadie se atreve a mirar
el juego desde afuera,
y prefieren, a veces,
por la comodidad de la inercia,
esperar que venga de lo alto
la mano que mueva las piezas...
Quizás se avance en el tablero,
quizás, la mayoría, muera
devorado por el contrario.

Pocos lo saben,
muchos, prefieren no saberlo.
Mientras tanto nosotros,
los que tejemos letras sencillas,
los que vivimos de la voz, de las ideas,
nos convertimos apenas
en fenómenos temidos, repudiados,
y exiliados a oscuros rincones;
por disentir de lo que vemos,
por atrevernos a cantar,
a sentir... a pensar.
----------------------------
Mónica Morales

2 comments:

addolfo said...

muy bello, pero más que bello, digno, bien dicho. Verdades que no pueden escamotearse. felicidades mony.

adolfo.

Monica Morales said...

Muchas gracias profe :)